Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint

Clima Blog

ago. 05
​ INFORME CLIMATICO MENSUAL de AGOSTO -CCA- 05/08/2022
La última parte de julio dejo un gran alivio para núcleo triguero del sur, pero las deficiencias pluviales continuaron mandando a gran escala.


EL INVIERNO VA CEDIENDO

Si bien la jornada de hoy nuevamente amaneció con algunas heladas y con el frío avanzando sobre la franja central del país, el comportamiento térmico desde la segunda quincena de julio, ha presentado una moderación respecto de los dos meses previos. Con el avance del mes pasado las masas de aire tropical lograron cubrir gran parte del país, sin embargo, solo el sur de la región pampeana tuvo un tránsito de perturbaciones con la suficiente energía como para traducir esta humedad en buenas precipitaciones.

Como se puede ver en el mapa, gran parte del sur del centro sur de la provincia de BA y buena parte de LP, tuvieron acumulados con piso en los treinta milímetros, con registros que aumentan sobre el este. Particularmente en la zona de influencia de las localidades de Las Flores, Saladillo y otras de la cuenca baja del Salado, los registros pluviales superaron los sesenta milímetros, con tormentas puntuales intensas, con sumas superiores a cien milímetros. 
InfEsp0_220805.jpg

FIGURA 1

Es notable la influencia negativa del eje de alta presión en los niveles medios de la atmósfera, afectando fundamentalmente la zona núcleo. La misma disponibilidad de humedad ha sido totalmente inoperante a la hora de generar sistemas precipitantes, ante los muy pobres movimientos verticales, los cuales vienen siendo inhibidos en forma sostenida por esta dinámica de la atmosfera media. El sur de la provincia de BA y buena parte de la Mesopotamia escapan a esta condición y se diferencian en el comportamiento pluvial. El sudoeste entrerriano aun con lluvias pobres, viene con un nivel de humedad en el suelo que le permite sobrellevar mejor la ausencia de buenas precipitaciones. 

Está claro que el problema para la franja mediterránea no queda supeditado a las escasas lluvias que pueden dar los meses de invierno, normalmente modestas. Ya se perfilaba muy difícil el escenario cuando veíamos que el otoño cerraba la oferta de agua antes de tiempo con la llegada de fríos inusualmente tempranos. La corrección en el trimestre frío era muy improbable y finalmente no se está dando. En las tres provincias del centro la diferencia este oeste es importante. 

En este arranque del mes de agosto se han dado eventos pluviales muy destacados en el centro sur de Corrientes y norte entrerriano. Casi toda la zona ha logrado superar la barrera de los cien milímetros. Esto ha decantado lluvias en forma muy positiva hacia el norte santafesino, sobre todo la zona de influencia de Reconquista, pero también se destacan precipitaciones que llegaron hasta Ceres y en menor medida al sudeste de SdE y sur de Chaco. Lamentablemente este decantar de precipitaciones no logro un efecto benéfico para el centro sur de SF, norte de BA o este de CB y las condiciones de reserva de humedad profundizan su deterioro.

Cuando comparamos los valores de lluvia registradas del mes de julio con los valores estadísticos (1973-2021),  se obtienen los desvíos o anomalías de precipitación. 
InfEsp1_220805.jpg

FIGURA 2

De acuerdo a lo que venimos describiendo, no sorprende la fuerte anomalía negativa que domina la zona núcleo central. La mejora de las lluvias en el centro del litoral y el sur de la región pampeana fue significativa y si bien hay matices entre la categoría normal y abundante, la recuperación que se percibe a campo es significativa y de gran escala.

Hemos salido del patrón homogéneo de lluvias deficitarias, aunque el mismo persiste en una zona muy importante para la fina y va a costar mucho salir de esta situación dado que la demanda de lluvias para resolverla esta fuera del rango de probabilidad para el mes de agosto. Es decir esta demanda exige una disrupción pluvial, un evento fuera de contexto. Por lo pronto las lluvias previstas para el corto plazo, son paliativos menores, siempre más productivos para la provincia de ER, donde el escenario de reservas no es tan complejo y las sementeras de trigo en general se mantienen en buena forma.

Hacia el norte de la Mesopotamia las lluvias se han quedado algo más cortas, después de varios meses en que la suma mensual venía quebrando positivamente las marcas estadísticas. Chaco, Formosa y SdE extienden la zona deficitaria que ya mencionamos como dominante de la zona núcleo. Las anomalías pluviales en el NOA, no son relevantes en esta época del año. Si es interesante destacar el buen nivel de lluvias y nevadas en el noroeste de la Patagonia, con algunos eventos que lograron moverse bien y con generosidad hacia el este tomando gran parte de la estepa del norte de la región, una zona que con poco, en el invierno tiende a completar sus valores normales y definir una anomalía positiva. Por el contrario el sur de la Patagonia se caracteriza por una anomalía de signo opuesto. La zona de influencia de Bariloche y El Bolsón han tenido acumulados superiores a los 200 milímetros, por cierto es una época en donde es razonable esperar este tipo de comportamiento.

Como mencionamos al principio, con el correr del mes de julio el rigor térmico fue cediendo y en general los promedios de las temperaturas extremas (mínimas y  máximas), no presentan anomalías importantes para destacar. Se puede decir que el mes quedó divido en dos mitades. Si bien es posible que resten irrupciones de aire frío, la parte más dura del invierno parece haber quedado atrás.

CLASIFICACIÓN DE LAS RESERVAS

Como es habitual, se analizan las condiciones de humedad actuales mediante la comparación con los valores de reservas normales para la fecha. Los resultados se clasifican en categorías, teniendo en cuenta para la estadística la serie de datos1973-2021. 

El comportamiento de las precipitaciones del mes de julio ha permitido que el sur de la provincia de BA, encuentre respuestas que la apartan del comportamiento deficitario que se sostiene en el núcleo triguero del centro del país. El patrón no es parejo, pero en general las mejoras son importantes. Por el contrario, la categoría de reservas “muy por debajo de los valores normales”, no cede en el corazón de la región pampeana.
InfEsp2_220805.jpg

FIGURA 3

Este patrón deficitario tenía más presencia a principios de julio hacia el sur de la región pampeana y también hacia el norte de SF.

Hace mucho tiempo que la clasificación e humedad de la región pampeana no mostraba un sector dominado por los sobrantes de agua. Son zonas donde incluso a campo se observan encharcamientos. Posiblemente si las temperaturas se mantienen moderadas, esta mejora de humedad aliente la siembra de girasol en el norte pampeano. La recuperación ha sido importante y seguramente el margen de humedad estará disponible, pero es aconsejable hacer manejos agronómicos que contemplen la posibilidad de que hay faltantes de agua en el último trimestre del año. Objetivamente la mejora es muy importante, pero también se da en una época en que las exigencias son pocas. Es muy recomendable hacer mediciones a campo del nivel de humedad para avanzar con las siembras tempranas. Por lo pronto, las temperaturas más bajas, parecen quedar hacia el sur, algo que también ayuda a inclinarse a favor de arrancar las implantaciones en fechas tempranas.

Para esta fecha del año pasado, el patrón en la franja central era muy distinto. Claramente la oferta de lluvias de otoño fue la antítesis de este último y teniendo en cuenta el comportamiento del invierno que venimos describiendo en los últimos meses, las diferencias interanuales quedan totalmente justificadas. El año pasado también se caracterizó por una transición estacional favorable, con lo cual las reservas que se sostenían a principios de agosto se fortalecieron en septiembre y casi todo el trigo de la franja central quedó encaminado hacia buenos niveles de producción, con algunas pérdidas sufridas por el calor extremo de la última parte de octubre.
InfEsp3_220805.jpg

FIGURA 4

El mes de agosto parte con una demanda de agua que cuenta con buenas chances de ser satisfecha en las zonas trigueras del sur. La provincia de ER parece que mantenerse de dentro de un área donde los sistemas precipitantes se han vuelto más recurrentes. Está claro que hacia el centro de la Mesopotamia, los registros pluviales son mucho más importantes, sin embargo, con sumar treinta milímetros en agosto, los trigos entrerrianos estarán bien y esta posibilidad no está lejana de concretarse Es más difícil la situación hacia el oeste. Veremos cómo se comportan las lluvias del lunes y martes cuando transiten por el sur de CB y sur de SF, sobre todo, si parece alguna sorpresa positiva que entregue más que modestos milimetrajes.

TENDENCIAS CLIMÁTICAS

Indicadores de Escala Global
El fenómeno La Niña, aunque debilitado, sigue instalado en el Pacífico Ecuatorial central. Como siempre decimos es poco probable que los modelos de pronóstico corrijan su predicción en esta época del año. Los mismos sostienen el enfriamiento para lo que resta del desarrollo del año. Posiblemente en la transición interanual ya tengamos señales del final de este largo período frío y de esta manera cese el acoso negativo que viene sufriendo las precipitaciones del sudeste de Sudamérica.
InfEsp4_220805.jpg

FIGURA 5

Como vemos en la figura, el enfriamiento se viene dispersando, su mueve hacia el sur y sobre la línea ecuatorial alternan con aguas que promedian valores de temperaturas superficial normal. Son modestos indicios que pueden devenir en una primavera con una Niña en retirada, pero que sin embargo puede tener influencia negativa sobre la circulación atmosférica.

Indicadores de Escala Regional
Dentro de la escala regional, desde hace al menos veinte días venimos observando potentes irrupciones de aire tropical. Las mismas aun no corren con eficiencia hacia el oeste, pero vemos que si han alcanzado con mucha presencia el sur de la región pampeana. La mezcla con aire más frío la vuelve muy inestable y eso se notó en el sur. En el oeste falto humedad para que el beneficio se concretara. En el centro del litoral, el aire se mantuvo saturado o cercano a la saturación varias jornadas. Ligeras perturbaciones fueron suficientes para activar importantes sistemas precipitantes.

El monitoreo de este comportamiento de la circulación es importante. Si el mismo se sostiene, podemos estar ante un cierre del trimestre frío más productivo. Por lo pronto, los modelos siguen mostrando una tendencia de precipitaciones que tiende a favorecer al este sobre el oeste. Es muy poco probable que en las zonas mediterráneas las lluvias estén a la altura de la demanda en lo que resta del mes. De todas maneras sería bueno que aparezcan algunos sistemas, que aun siendo modestos, comiencen a mostrar alguna modificación del patrón seco.

El litoral Atlántico esta frío, no es algo de importancia por estas fechas, pero también es otro factor a monitorear. Aun con la Niña débil, no es conveniente que el litoral Atlántico se mantenga frío. Por lo pronto el anticiclón está transportando humedad en forma eficiente sobre el este. Una mejor expresión de esta circulación debería darse en septiembre, con mejor llegada de aire tropical a zonas mediterráneas. Si esto no se concreta o si se retrasa, la fina del oeste, tiene un destino bastante previsible.

CONCLUSIONES

De acuerdo al diagnóstico climático del último período y al análisis de los principales indicadores de escala global y regional, proyectamos el siguiente comportamiento pluvial y térmico para el próximo bimestre: 

1. Los modelos de pronóstico del indicador ENSO ya ingresaron en la etapa de menores incertezas. Los mismos presentan la persistencia del enfriamiento para el resto del año. Por lo que se observa se mantendrá como una Niña débil, pero para combatir su efecto negativo la escala regional deberá hacer su trabajo.

2. Las instituciones nacionales e internacionales marcan una tendencia negativa para las lluvias sobre el sur y el este de la región pampeana para el trimestre agosto-octubre. Esto debe tener una lectura cuidadosa, dado que aun con deficiencias pluviales, pueden darse ventanas húmedas oportunas que mantengan el buen nivel de humedad con que cuentan estos sectores productivos en la actualidad. Entendemos, que los indicadores de escala planetaria pueden leerse con un sesgo negativo, pero las situaciones meteorológicas de menor escala, están aportando soluciones que han mantenido al este a flote, al menos en mejor forma que al oeste.

3. Para el norte del país el comportamiento pluvial puede estar más cerca del climatológico para el desarrollo del próximo trimestre. El escenario comenzará a mejorar cuando avancemos sobre el mes de septiembre. Por lo pronto las señales de mejora son muy modestas o nulas, pero puede darse una primavera menos rigurosa siempre que La Niña se mantenga dentro de un nivel de intensidad débil.

4. La previsión para la temperatura, no marca situaciones con periodos extendidos de rigor térmico. Aún pueden darse irrupciones de aire frío, pero no persistentes, ni frecuentes.

Comentarios

No hay comentarios sobre esta entrada de blog.