Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint

La Cooperación

mar. 22
Entrevistas: Iván Franco

 

"Si la gente conociera más el cooperativismo

seguramente lo adoptaría".

 

El nuevo vocal de la ACA es el presidente de la Cooperativa Federal Agrícola de María Susana, provincia de Santa Fe. Esta entidad ostenta el orgullo de ser la cuna del primer Centro Agrario Juvenil Cooperativista del país. Con una profunda raigambre en el movimiento cooperativo, Franco comentó cuál en su visión sobre la ACA y del futuro del cooperativismo en su conjunto.

 

Nacido en María Susana, a los 42 años de edad, se convirtió en uno de los nuevos vocales del consejo de administración. Está casado con Evangelina Sansiovich y tiene tres hijos, Nicolás, Julián y Manuel. "Le debo a mi mujer mi inclusión el cooperativismo, su abuelo fue uno de los fundadores de nuestra entidad y actualmente ella tiene una activa participación en la misma", comentó con orgullo el entrevistado. Desde 1993, año en que se casó, se incorporó al trabajo en el campo, que es otra de sus grandes pasiones.

 

Coméntenos sus experiencias en

el cooperativismo

Comencé participando en las reuniones de CAR Sur de Santa Fe hace 8 años. Cuando ingresé al consejo de administración de la cooperativa fui secretario durante 8 años hasta que accedí a la presidencia y esa fue la ocasión propicia para adquirir una mayor experiencia a través de las reuniones periódicas que manteníamos. Me desempeñé durante dos años en el CAR Sur de Santa Fe, que tiene dos distritos el 3 y el 8. En 2015 el distrito me eligió para que lo represente por tres años en el consejo de administración de la ACA. Comencé en el cooperativismo a través de mi esposa que fue quien insistió para que comenzara a participar de las asambleas de la cooperativa. Su abuelo fue uno de los fundadores de la entidad de María Susana. En la sala de consejo de la cooperativa mi esposa hacía sus tareas para la escuela, lo que indica de qué manera ella la lleva incorporada. Fue por su insistencia que me animé a incursionar en el mundo del cooperativismo y por cierto que no me arrepiento de haberlo hecho.

 

¿Cómo evalúa su desenvolvimiento como consejero de la ACA?

Significa para mi asumir una responsabilidad muy grande que incluye el hecho de poder llevar a mi distrito la experiencia que adquiero y al mismo tiempo transmitir las inquietudes del mismo al seno de la ACA. Es una ida y vuelta. Esto, sin lugar a dudas, exige una etapa de entrenamiento para lo cual recibo el apoyo permanente de mis pares en el consejo. Se trata, ni más ni menos, un nuevo desafío al que hay que ponerle el corazón y firme voluntad para concretarlo con mucha eficiencia y responsabilidad.

 

¿Cuáles son para usted las mayores virtudes del sistema cooperativo?

Cuando se lo conoce y practica no se lo puede comparar con el sistema comercial. El cooperativismo junto a las cooperativas constituyen una familia. El ingrediente que aporta el factor humano hace que carezca de la frialdad de las empresas netamente comerciales. Se nos presenta actualmente un enorme desafío por la deficiencia en la comunicación que hace referencia a las bondades del sistema. Si se lograra que la gente lo pruebe estoy convencido que lo aceptaría incondicionalmente. Tenemos que reforzar una comunicación más fluida. El aspecto comercial puede estar resuelto satisfactoriamente por los funcionarios aptos para cumplir esas funciones, porque además estoy convencido que esto constituye la entrada a la sociedad en su conjunto, pero no se puede dejar de lado el hecho para nada menor que significa la complementación con el movimiento solidario.

 

¿Cómo evalúa la participación de la juventud en este contexto?

En la juventud hay una veta que se puede aprovechar a través de la ecología y del cuidado del medio ambiente, como un camino para comenzar a interesarlos a participar en el movimiento cooperativo. Y en este punto entra en juego lo que expuse de comenzar a dar a conocer todo lo que se hace a través del cooperativismo. En nuestra cooperativa estamos llevando a la práctica una experiencia que nos ayuda mucho al intercambio con la comunidad que nos rodea. Se trata de la acción que desarrolla un grupo integrado por 15 mujeres de la cooperativa que se formó hace dos años y de la cual mi señora es la presidenta. A través de su gestión se trajo a la Escuela Cooperativa Móvil, por citar uno de los ejemplos de lo que hacen. Esto ayuda a llegar a todos los hogares más allá de los aspectos netamente comerciales. Ellas organizaron tres campañas de papel y cartón que depositaban en la cooperativa para su posterior reciclado. Es increíble cómo se engancha la gente y la juventud trabajando fuera del horario de clases, el compromiso que asumen y el respeto con el que lo hacen es admirable. Dentro de este mismo marco organizaron una campaña de recolección de "basura virtual" a través de la cual juntaron todo lo que fuera electrónica computadora, tv, estufas, lámparas, etc. Se hicieron charlas de concientización y se trasladó el desperdicio para su tratamiento adecuado.

 

¿Cuál es su imagen de la ACA?

En lo estrictamente comercial es indiscutible su eficiencia, crece permanentemente sobre la base de esfuerzo, profesionalismo y capacitación. Desde otro ángulo constituye la posibilidad que les otorga a las cooperativas de agruparse para continuar en el mercado y no quedar aisladas. Mi visión a futuro como nuevo consejero incluye objetivos a cumplir. Por ejemplo, poder alcanzar la mayor armonía posible en la relación entre las cooperativas con la ACA, con el fin de conseguir una utilidad recíproca y en el marco de una relación frontal. En este aspecto la Asociación cumple con un fin loable y de gran valor porque ayuda mucho para que los funcionarios o cualquier otro integrante de las entidades encuentren las puertas abiertas para ser recibidos y escuchados, con lo cual se facilita mucho este positivo intercambio.

Comentarios

No hay comentarios sobre esta entrada de blog.